El pay de queso es un postre digno de servir en cualquier ocasión; por eso, seas  o no un experto en la repostería te lucirás si preparas nuestra fácil receta. Y lo mejor, esta dulce golosina no requiere horneado; sí, como lees, elabora un pay de queso facilito y sin hornear. La receta que hoy te facilitamos te servirá de base para practicar y ampliar tus técnicas culinarias; también para que te entusiasmes preparando pay de queso y combinando diversos sabores para su cobertura.

En nuestra receta de pay de queso facilito y sin hornear simplemente tendrás que triturar algunos ingredientes; humedecerse otros, mezclar los elementos en sus tiempos específicos y licuar algunos de sus componentes. Y como todo esto es algo que hacemos a diario al cocinar, lo que si te garantizamos es que la dificultad de este pay de queso facilito y sin hornear es baja. La cantidad de ingredientes rinde para 8 raciones y en nuestra receta te damos el paso a paso para lograr éxito.

Pay de queso facilito y sin hornear

A continuación,  te detallamos al máximo posible los pasos que requieres dar para elaborar esta receta. Síguelos con atención y disfruta de un rico pay de queso facilito y sin hornear.

Pay de queso

Ingredientes para la base del pay de queso

1 paquete de galletas María trituradas

Canela al gusto

2 cucharadas de azúcar

½ taza de mantequilla o margarina fundida

50g de nueces u otros frutos secos –opcional-

Papel encerado –opcional-

Ingredientes para el relleno

190g de queso crema

¼ taza zumo de limón recién exprimido

3 cucharadas de azúcar

2 tazas de crema o nata montada

½ taza de leche líquida

Ingredientes para la cobertura

2 tazas de frutas frescas al gusto cortada en trozos

4 cucharadas de azúcar

1 taza de agua

2 sobres de gelatinas sin sabor

8 cucharadas de agua o ligeramente tibia

Para decora

Trozos de frutas al gusto

Preparación del Pay de queso

Utiliza un molde desmontable y rocíalo con un poco de aceite para cubrir toda su parte interna; si cuentas con papel encerado puedes cubrir la base del molde con un círculo de papel. Seguidamente licua o tritura las galletas –no en exceso- y los frutos secos hasta convertirlos en harina. En un bol mezcla todos los ingredientes para la base del pay y mázalos un poco para obtener una especie de masa.

Coloca la masa base del pay en el molde, extiéndela y presiona con suavidad  para cubrir todo el fondo. Cobre el molde con papel film para evitar se humedezca la masa y congela 20 minutos.

Mientras la masa base se enfría, licua o bate la leche, el azúcar, el queso y la nata o crema montada; por último agrega el limón  y continúa mezclando hasta integrar todo. Saca la base del pay del congelador, añade el relleno, cubre otra vez con el papel film y refrigera mínimo 40 minutos.

Ahora, remoja la gelatina sin sabor en 4 cucharadas de agua ligeramente tibia –evita que esté caliente o fría- y remueve hasta disolverla por completo; deja reposar mínimo 10 minutos o mejor un poco más.

De seguida, licua la fruta con el agua y la azúcar; cuela de ser necesario. A continuación, en baño de maría cocina un poco la gelatina hasta que se funda completamente, sin cocinar en exceso. Añádela poquito a poquito a la fruta que tienes en la licuadora y mezcla un poco más hasta integrar bien todo.

pay de queso

Decoración

Con una cucharilla y delicadamente baña el pay de queso con la cobertura de fruta, cubre nuevamente con el papel film y refrigera nuevamente por 4 horas mínimo. Antes de servir, decora con los trozos de frutas al gusto.