HBO Max

El auge de consumo de las plataformas de streaming en los últimos años y, especialmente, en los últimos meses es un factor indiscutible. Tanto es así, que grandes productoras de Hollywood están estrenando sus productos, o bien en exclusiva, o bien de forma simultánea junto con las salas de proyección en dichas plataformas. Y algunos directores y actores de renombre tienen ya sus acuerdos con estas compañías.

Es evidente que esto ha provocado dos importantes efectos: por un lado, la proliferación de plataformas, algunas de contenido específico (clásicos, cine de terror, etc.), y por otro, que las más dominantes aprieten el paso de cara acaparar el máximo mercado posible.

Si bien Netflix fue una de las pioneras en este campo, parece que Disney+, a través de sus convenios con Marvel, Pixar o Star Wars, quiere mostrar músculo y ganar el mayor número de usuarios posibles. Pero hoy vamos a centrarnos en la que ha sido, históricamente, la mayor rival de Netflix: HBO.

El gran paso para HBO

HBO siempre ha tenido fama de emitir productos de una mayor calidad respecto de su competidora, pero también entiende que debe evolucionar si quiere mantener o incluso ampliar su cuota de mercado, si puede ser, anticipándose a su rival. Se ahí su transformación en HBO Max, que ya está operativa en los Estados Unidos, y que tiene como plato fuerte un convenio con la Warner Bros para estrenar directamente sus películas.

A los productos de la Warner hay que sumar la factoría propia (HBO tiene una larga trayectoria) y otras producciones de, por ejemplo, New Line Cinema, BBC Studios, Cartoon Network, TNT, Dreamworks y otros tantos atractivos de su catálogo. Todo ello convierte a HBO Max en una opción muy potente de cara a elegir el portal de ocio con el que nos vamos a quedar.

Ahora queda la pregunta principal: ¿cuándo lo tendremos disponible en España? Bueno, afortunadamente, parece que nuestro país no va a compartir algunos problemas que presentan Alemania, Reino Unido o Italia que, según parece, deberán esperar hasta 2025 debido a un acuerdo que firmaron HBO y Warner Bros con la cadena Sky en dichos países. Al no presentar este impedimento, todo parece indicar que HBO Max se podría contratar en la segunda mitad de este año 2021. Eso sí, tal vez tenga algo menos de contenido del que encontramos en su versión americana, ya que algunas series y películas tienen acuerdos con otras plataformas. Lo que sí sabemos es que la sustitución de HBO por HBO Max será completa, y que la nueva versión contendrá más atractivos que la actual. Esto podría acallar alguna de las controversias que son recurrentes de cara a este tipo de productos.

Nexbox

Aprovechando el tirón del consumo tecnológico

Y es que algunos han acusado a estas plataformas de que su contenido, especialmente en lo que se refiere al cine (más que en el caso de las series), no tiene mucha calidad; o al menos, que existe mucha oferta, pero poca verdaderamente interesante. Esta crítica se ha cebado, sobre todo, en el caso de Netflix. Pero no olvidemos que “El Irlandés” (2019) no solo se encuentra en su catálogo, sino que además su realización fue una apuesta directa de la plataforma que obtuvo la friolera de 10 nominaciones al Óscar de Hollywood (aunque no ganó ninguna). Evidentemente, no es el único caso de películas con estatuilla (o nominadas); sin ir más lejos, Movistar+ ofrece “Free Solo” (2018), que se alzó con el premio al Mejor documental. Y la lista podría seguir y seguir, especialmente si introducimos también la variable de los Globos de Oro, todavía más enfocados a este tipo de productos audiovisuales.

Estos productos de gran nivel (en muchas ocasiones realizados en exclusiva para estas plataformas), en combinación con las circunstancias que dificultan ir a las salas de cine físicamente, han representado un importante empujón a su músculo empresarial y hoy son empresas a tener en cuenta en la economía global, lo que muchas veces supone una queja por parte de las salas de proyección, que ven que puede afectarles e, incluso, representar su desaparición, como ha estado ocurriendo con los videoclubs.