Hacer churros caseros

Los churros son populares en España, países latinos y muchos otros sitios; son una golosina deliciosa. Son un postre sencillo y de pocos ingredientes, más nunca simple; porque unos churros con topping de chocolate, dulce de leche o azúcar glass son irresistibles. Ahora bien, siempre hemos apostado por el equilibrio en cualquier tipo de alimento y lo dulce de la vida debe disfrutarse con sabiduría. Aclarado lo anterior, toma nota de nuestra receta y secretos para hacer churros caseros súper ricos.

Y es que los churros nos traen recuerdos y de tradición familiar, nos reconfortan la vida desde chicos. Y como lo dulce, sencillo y bueno de la vida se debe preservar; hoy les traemos esta receta. Incluso, ponemos a su alcance algunos de sus invaluables secretos para hacer churros caseros con éxito. Porque aunque es una preparación sencilla todo tiene su arte y en la cocina los trucos, la habilidad, la creatividad y el amor; siempre deben estar presentes.

Receta y secretos para hacer churros caseros

Generalmente los churros tienen forma de bastoncillos, lazos o espirales. Y el gusto actual es bañarlos o rellenarlos con crema pastelera, con topping de chocolate, dulce de leche o la versión más clásica espolvorearlos con azúcar. Toma nota de la receta, aprende a hacer churros caseros y date un gustazo con equilibrio.Hacer churros caseros

Ingredientes

1200cc de agua hirviendo a borbotones

1kg de harina para churros –harina de fuerza, la usada para hacer pan-

½ cuchara sopera de sal

Abundante aceite para freír

Preparación

En una olla previamente calentada a fuego medio añade la harina ya tamizada y remueve constantemente por 5 o 6 minutos. Este proceso se realiza para que la harina al entrar en contacto con el agua caliente tenga aproximadamente la misma temperatura. Transcurrido el tiempo retira la harina de la cocina y en este punto si tienes máquina amasadora perfecto agrega el agua hirviendo a 100°C en ella, también la sal y luego toda la harina.

Procesa en la amasadora por 10 minutos aproximadamente; la masa estará lista cuando se despegue de las paredes de la amasadora. Si no tienes una máquina amasadora; hazlo directamente en la olla donde está el agua hirviendo y mezclar con una paleta firme y rápidamente hasta integrar todo.

Deja reposar la masa por 1 hora y luego introdúcela en una manga dosificadora con la boquilla.

Calienta a 190°C  abundante aceite en un caldero o sartén y sobre el aceite añade porciones de masa que irás cortando con una tijera de cocina. La temperatura del aceite debe ser constante para que los churros se cocinen de forma uniforme por dentro y por fuera.

Si el aceite baja de los 180 o 190°C quedarán crudos y posiblemente causen indigestión. Cuando los churros estén doraditos retíralos con una espumadera; y déjalos reposar sobre papel absorbente para eliminar el exceso de grasa.

Elaborados todos los churros puedes disponer de una bandeja o raciones individuales colocar varios churros y bañarlos con tu cobertura favorita. Desde crema pastelera, chocolate, dulce de leche o cajeta; hasta la suave azúcar glass o la tradicional espolvoreada de azúcar. O quizás te gusten al natural acompañados de un rico y espesito chocolate caliente. Tú eliges.

Trucos para hacer churros caseros deliciosos

Las harinas con poco gluten como la harina común, de repostería u otras, dificultan la elaboración de la masa para churros. Al usarse este tipo de harinas se corre el riesgo frecuente de que los churros exploten al freírse y causen graves daños.

Si la masa elaborada con masa de fuerza queda muy líquida los churros también explotan al freírlos.

 

Hacer churros caseros