¿Cómo se puede agujerear el mármol sin romperlo? ¿Qué brocas resultan más adecuadas para tareas tan exigentes como perforar mármol o granito? Las encimeras o suelos de mármol son una elección excelente para el hogar, tanto por su resistencia como por su brillo natural.

Sin embargo, a pesar de su dureza, estas superficies también resultan muy delicadas y pueden romperse o arañarse fácilmente. Descubre cómo taladrar mármol paso a paso, con todas las claves a tener en cuenta para asegurarte un resultado óptimo.

Equipo básico para perforar mármol

El mármol es una roca metamórfica compacta formada básicamente por calcita cristalizada, como consecuencia de la acción de una alta presión y temperatura. Además, su composición incluye otros muchos minerales secundarios o piedras preciosas, responsables de su gran variedad de colores y acabados: blanco, negro, rosa, rojo, verde, azul, amarillo, crema, uniforme, veteado o jaspeado… Conocer las características de cada tipo de mármol -dureza, grado de cristalización, etc.- es el primer paso en esta guía básica sobre cómo taladrar mármol.

Respecto al equipo, estas son las herramientas básicas para cualquier marmolista:

  • Taladro percutor, ideal para agujerear materiales duros con un mínimo esfuerzo. Para trabajos delicados, como agujerear mármol, lo ideal es un taladro de baja potencia, con velocidades regulables.
  • Brocas diamantadas o de widia, con punta afilada u ovalada. Estas brocas para perforar mármol, que puedes encontrar en Insemac Tools, destacan por su resistencia y precisión, que las hace perfectas para taladrar este material sin peligro de fisuras. Las brocas de widia son óptimas para taladros pequeños, mientras que las brocas diamantadas suelen usarse para diámetros mayores.
  • Un pulverizador con agua, para mantener las brocas refrigeradas durante el proceso y evitar que se rompan o se desgasten en exceso.
  • Elementos básicos de protección: guantes, orejeras y gafas de seguridad.

Cómo perforar el mármol: claves básicas 

Si no trabajamos con cuidado, corremos el peligro de realizar marcas o arañazos en el mármol, dañando completamente la pieza. ¿Cómo agujerear un mármol evitando esos riesgos? Te explicamos el proceso, paso por paso:

  • Para tareas sobre superficies delicadas, como perforar mármol o azulejos, los expertos recomiendan marcar primero el punto exacto a taladrar con un rotulador o un apuntador metálico y comenzar a rayar sobre la marca, hasta retirar la capa superior de la superficie.
  • Para evitar dañar la superficie, es recomendable usar el taladro a bajas revoluciones, forzando el equipo lo menos posible. Empieza utilizando una broca de diámetro pequeño y cambia después a la broca definitiva, para agrandar el agujero.
  • Si no quieres que la elevada fricción y el calor generado durante procesos como taladrar mármol, granito u hormigón desgaste excesivamente tus brocas, asegúrate de mantener la broca y el agujero bien refrigerados, pulverizando agua sobre ellos cada cinco minutos, aproximadamente.

Toques finales: desbaste, pulido y abrillantado

¿Además de taladrar, también necesitas reparar pequeñas grietas o agujeros en una encimera de mármol o abrillantar unos suelos fabricados con este material?  El catálogo actual de ferretería industrial cuenta con una amplia gama de herramientas de desbaste y pulido para mármol, como discos de corte electrodepositados, rodillos, coronas y lijas diamantadas para desbaste o discos de fieltro y tela, ideales para hacer que las superficies de mármol desgastadas por el uso recuperen su belleza original.