Hidratarse bien

La frase el agua es vida parece un cliché, más día a día comprobamos que es totalmente cierto. Ahora bien, individualmente ¿cuánta importancia le damos al consumo de agua? ¿Prestamos atención a cómo influye el agua que consumimos en nuestro cuerpo, mente y emociones?; a simple vista podría parecernos un tema sencillo y rutinario, nada más alejado de la realidad. Hoy te explicamos por qué hidratarse bien equilibra cuerpo, mente y emociones.

El consumo de agua en exceso pone en riesgo la salud; también no consumir suficiente agua causa graves estragos. El consumo adecuado de agua y una alimentación sana nos garantizan las energías que requerimos a diario; también nos hace más eficientes para cumplir con éxito nuestras actividades.

Y si a diario sientes que te falta concentración, energías físicas y mentales, motivación y con frecuencia te duele la cabeza; hidrátate bien y equilíbrate.

Hidratarse bien equilibra cuerpo, mente y emociones

La OMS informa que para conservar nuestra salud debemos tomar a diario mínimo 2 litros de agua. Adicionalmente, se puede tomar infusiones, tés, sopas, zumos y batidos.

Buena hidratación, mejor rendimiento físico y mental

Tener una vida muy ocupada y varias actividades que atender al día supone un gran gasto de energías físicas y mentales. Y si a diario no hay una buena hidratación aparecen desequilibrios en la temperatura corporal, falta de concentración, fatiga y cuesta mucho actuar.

Por eso, hidratarse bien equilibra cuerpo y mente, también ayuda a mantener las energías diarias. Entonces, ten presente a diario consumir mínimo 2 litros de agua y también repón la hidratación pérdida.

Toma en cuenta que el agua le permite a tu cuerpo regular la temperatura. Las células corporales necesitan estar muy bien hidratadas para protegerse y protegerte de los cambios bruscos de temperatura. Por ello, las personas que viven en climas calurosos o muy calurosos requieren hidratarse muy bien para equilibrar su cuerpo y mente.

Hidratarse bien diariamente favorece al cerebro

Si con frecuencia te duele la cabeza, a menudo percibes disminución de tu memoria operativa o memoria de trabajo; la cual te ayuda a planificar, tomar decisiones y actuar eficazmente. Observas baja capacidad para cumplir aspectos tácticos en tus actividades; sientes fatiga y ansiedad con frecuencia. Evalúa tu consumo diario de agua; porque los estudios demuestran que un nivel tan bajo como el 1% de deshidratación afecta fuertemente el buen desempeño cerebral.

Ahora que conocemos que hidratarse bien equilibra cuerpo y mente; sabes y reconoces que la buena hidratación equilibra las emociones. Fíjate en estos detalles.

Hidratarse bien

El consumo de agua y las emociones

La medicina energética China explica que para funcionar adecuadamente nuestro cuerpo debe estar bien equilibrado entre otras cosas con una buena hidratación. Y existen 2 órganos vitales que intervienen en los procesos físicos, mentales y emocionales y que requieren buena hidratación; ellos son el corazón y el riñón.

Los líquidos corporales son figurados por el agua del riñón y el fuego es simbolizado por el corazón; ambos órganos deben armonizar y apoyarse en los procesos físicos, mentales y emocionales.

A diario el fuego del corazón desciende a los riñones y el agua de los riñones asciende para refrescar el corazón. Si por un inadecuado consumo diario de agua este equilibrio desaparece; los riñones dejan de nutrirse e hidratarse y el corazón o circulación no se limpia o refresca. Esto da origen a la agitación mental, ansiedad, palpitaciones, insomnio, sobresaltos, intranquilidad, insomnio o muchos sueños y otros síntomas de desequilibrio.

Además, el agua del riñón nutre al hígado y si no hay buena hidratación el hígado se seca y no puede ayudar al corazón; lo que hace que el fuego aumente, modificando y alterando nuestro equilibro físico, mental y emocional. Por eso, cuando pasamos por angustias emocionales necesitamos cuidar nuestro cuerpo; así la mente estará fortalecida para superar los conflictos emocionales.

Hidratarse bien