cosmética natural

Los distintos ingredientes extraídos de la naturaleza cada día son más relevantes en la cosmética natural; y de hecho al conocer Herbolario Agave se puede notar. Y es que actualmente muchos sellos de algunos productos para el cuidado de la piel son clasificados como ecológicos, orgánicos y naturales; todo esto debido al gran aumento de las alergias en la población. De hecho, la mayoría de estas alergias hoy día pueden deberse a algunos productos cosméticos.

Es por ello que es esencial diferenciar nuestro tipo de piel, para así poder continuar con la rutina de belleza sin ningún inconveniente. Por lo tanto, ¡No te puedes perder en este post la cosmética natural que aplica, según los diferentes tipos de piel!

Los tipos de piel

Conocer los distintos tipos de piel y en especial nuestro tipo de piel es importante para que podamos elegir adecuadamente los productos o tratamientos correctos a la necesidad que tengamos. Y es que, tanto mujeres como hombres, tenemos características únicas que se deben tomar en cuenta para los cuidados generales y para los de belleza.

Existen 3 tipos de piel que se confunden, pero en realidad estas no tienen nada que ver; por lo que muchos se equivocan al elegir algunos productos para el cuidado de su piel. Y aprender a diferenciarlos nos dará una mejor manera de elegir algunos productos de higiene y belleza.

Piel atópica

Este tipo de piel comienza usualmente en la infancia y su factor genético es bastante elevado; por lo que se transmite de padre a hijos. Por lo tanto, si hay presencia de eczemas, los brotes dan lugar a irritaciones, picones y rojeces; los cuales aparecen al entrar en contacto con sustancias o productos inadecuados. Aunque estos episodios se previenen con el cuidado adecuado de la piel.

Piel alérgica

Este tipo de piel es la predisposición del cuerpo a reaccionar de manera negativa ante un alérgeno, diferenciándose de la irritación en que se expande por toda el área. Para la piel alérgica es esencial evitar o alejarse de las sustancias, ingredientes o productos que hayan ocasionado la irritación.

Piel sensible

Las pieles sensibles son una afección bastante habitual. Esta es intolerante y reacciona más de lo normal a sensaciones de calor, cosquilleo, hormigueo y picores; muchas veces estas van acompañadas de enrojecimiento, que en su mayoría es intermitente. Este tipo de piel es más difícil de tratar, si no se descartan las causas.

Además, este tipo de piel que es intolerante, tiene una secreción excesiva a través de las terminaciones nerviosas superficiales. Por lo que los tratamientos locales en su mayoría son poco tolerados por las pieles sensibles; sin embargo, su higiene y cuidado debe ser con productos con ingredientes poco agresivos, sin conservantes ni tenso activos.

cosmética natural

 La cosmética natural, un aliado para tratar los tipos de piel

Hoy día, debido a las reacciones y alergias en la piel que ocasionan los diferentes productos de belleza, higiene e incluso los de limpieza del hogar, muchas personas han creado más conciencia en el uso de sus productos. Es por ello que distintas marcas apuestan por artículos libres de agentes tóxicos, parabenos y que contengan componentes perjudiciales para los usuarios.

Por lo que la cosmética natural elabora sus productos a partir de ingredientes 100% naturales, los cuales están indicados para la salud y limpieza de pieles atópicas, sensibles y alérgicas. Por lo que estos cosméticos utilizan materia prima de origen natural; la cual pasa por un proceso de transformación posterior, con una mínima intervención de aditivos o químicos.

Por lo tanto, algunas de las ventajas que la cosmética natural tiene es que no tienen aromas sintéticos, ni conservantes; ni utiliza componentes químicos que se derivan del petróleo. Además, estos tienen un efecto menos agresivo y más suave en la piel; así que cuidan, protegen y regeneran tu piel.