Una alfombra le imprime siempre un toque distinto a nuestro hogar; bien sea que la coloquemos en la cocina, el salón o en la entrada de nuestra casa. Incluso se puede colocar en las terrazas. En cuanto a la decoración Decoandlemon podrás conseguir cualquier tipo de alfombras; por ejemplo, las fabricadas en fibra de coco o las felpudas.

De hecho, en Decoandlemon existe un catálogo extenso de diseños y medidas distintas de alfombras; allí podremos elegir la que más nos gusta o la que mejor se adapte a la decoración de nuestro hogar. Pero en ese post examinaremos cómo podemos elegir la mejor alfombra de acuerdo a la época del año y los colores adecuados para cada ocasión.

Tipos de alfombras dependiendo de las épocas del año

Colocar alfombras en el hogar durante todo el año no es un delito. De hecho, no solo durante el invierno es importante tener este accesorio; sino en cualquier momento. Sin embargo, es esencial saber combinar este accesorio, para obtener una casa confortable y cómoda; y que además esta sea agradable a la vista, para poder potenciar el efecto aislante que aportan.

Alfombras de fibra natural

Estas son ideales para la primavera, ya que en esta época los rayos solares aparecen, la naturaleza despierta y el clima es bastante agradable. Por esto es que agregar a tu hogar alfombras de fibra natural es perfecto, para imprimir un toque orgánico a cualquier lugar.

Alfombras ligeras

En verano estas son excelentes, pues son un aislante térmico, transpirante y que no almacenan calor. Pueden ser alfombras de pelaje más largo, para poder mantener tu hogar fresco y con buen gusto. Y para poder elegir este tipo de alfombras, deberás fijarte en su grosor; es decir, mientras más fina sea, mejor.

También, observa en este tipo de alfombra la forma de tejido, y si estos están más apretados, ya que el calor que aportará será ideal. Estas pueden ser de colores claros o neutros y de tipos Kilim, planas y trenzadas.

Alfombras contemporáneas

En el otoño comienza un poco el frío y por eso en las noches es agradable tener un suelo cálido en los lugares principales de la casa. Por ello, los Kilims Afganos o Kilim Herat son tapices ideales y de colores muy vivos, que tienen patrones geométricos y son de materiales muy resistentes.

Además, estas pueden permanecer todo el año; pueden ser de pelaje intermedio, como la lana Kavir y Sahar, que son procedentes de la India.

Alfombra de lana

En el invierno es ideal poseer alfombras de pelo largo, para imprimir a tu hogar calidez y que este se vea más acogedor. Puedes añadir una de estas a cada pasillo y debajo de las camas. No debes olvidar que mientras más gruesas sean estas, mejor se mantiene el calor. Por otro lado, el color puede ser oscuro, o colores vivos como naranja, rojo o estampados sobresalientes. Al igual que pueden ser alfombras de seda gruesa.

Alfombras en cada estación

Como puedes notar, las alfombras de verano y primavera son sobre todo de fibra natural, como algodón o Yute. Mientras que para el otoño e invierno es necesario tener aquellas cuyo material es más cálido, como la lana 100% o seda. Además, siempre debes apostar por tejidos de alta calidad y con diseños increíbles, los cuales aporten a tu hogar un toque de creatividad.

Por otro lado, no olvides tomar en cuenta el mantenimiento que debes realizar a cada una de estas alfombras. Ya que algunas son de tipo más complejas en cuanto a la limpieza y mantenimiento. Por ejemplo, a las de pelo largo deberás limpiarlas muy bien, si estas pasan de invierno a primavera o de otoño a primavera.