Cuenta la historia que la reina Catalina de Medici nativa de Florencia viajó a Francia para casarse con el rey Enrique II; allí para agasajarla le prepararon un plato exquisito a base de huevo. La reina quedó tan complacida por el rico sabor de la preparación, que al volver a su tierra después del casamiento; se llevó cocineros para degustar los huevos de esta forma cada vez que lo deseara. Hoy la receta se conoce como huevos a la Florentina, dignos de una reina.

Los huevos a la Florentina son un plato energético que puedes degustar en un rico desayuno para comenzar el día con vigor. O quizás durante la comida para finalizar con energía las faenas del día; eso lo decides tú. Lo que si te sugerimos es que realices esta receta de fácil preparación, con ingredientes que seguro tienes a mano. Así que, anímate a recrea la receta y disfruta de unos suculentos huevos a la Florentina, dignos de una reina como tú y de todo su sequito real.

Huevos a la Florentina, dignos de una reina

huevos a la florentina

Los ingredientes que a continuación detallamos rinden para 2 raciones, si requieres elaborar una mayor cantidad de porciones, redobla, triplica o ajusta los ingredientes y listo.

Ingredientes

300g de hojas de espinaca

30g de harina

30 ml de aceite de oliva que sea extra virgen

2 cucharadas de mantequilla suavizada

2 huevos grandes

½ litro de leche

100g de quesos rallados mixtos

Sal y pimienta recién molida al gusto

Preparación

En una cazuela a fuego lento agrega un poco de aceite y la mantequilla; cuando la mantequilla y el aceite se integren completamente incorpora la harina y con unas varillas de metal remueve vigorosamente por unos 2 minutos. Seguidamente, incorpora la leche poco a poco, continúa batiendo la mezcla con firmeza y constancia  para evitar se forme grumos. Agrega sal y pimienta a gusto, cocina por 3 minutos, retira del fuego, agrega casi toda a mezcla de quesos y remueve.

Vuelve la cazuela al fuego y  baja de inmediato la llama al mínimo posible, sólo para mantener el calor de la bechamel. Ahora, toca el turno para elaborar las espinacas.

Lava bien las hojas de espinaca, sécalas y trocéalas un poco; en una sartén  a fuego medio agrega 4 cucharadas de aceite de oliva, añade las espinacas y saltéalas por 1 minuto. Adiciona sal y pimienta recién molida, tapa la sartén y cocina removiendo ocasionalmente hasta que tengan la consistencia que deseas. Incorpora la bechamel  a las espinacas, remueve para integrar armoniosamente ambos ingredientes y que liberen completamente su sabor y aroma. Retira.

El horno necesitará estar precalentado a unos 200ºC por unos 10 minutos

Dispón en 2 cazuelas de barro refractarias para horno la mezcla de bechamel y espinacas, luego agrega 1 huevo a cada cazuela y si es tu gusto un poco màs de la mezcla de queso. Baja la temperatura del horno a 160º o 180º dependiendo de la fuerza de tu horno e introduce las cazuelas.  A partir de este momento, sólo te toca observar el proceso de horneado por unos 6 u 8 minutos.

Los huevos a la Florentina, dignos de una reina y de su séquito estarán listos para degustar; cuando los huevos estén cuajados a gusto y el queso derretido. Entonces, retira las cazuelas del horno y con mucho cuidado sirve de inmediato; informa a los comensales del calor que mantiene el plato para evitar cualquier accidente.

huevos a la florentina

Puedes acompañar los huevos a la Florentina, dignos de una reina con trozos de pan tostados y si lo degustas a la hora de la comida incluye una buena copa de vino blanco.