Pescado frito casero

El pescado frito en un plato tradicional en las costas y regiones mediterráneas de Francia e Italia como en muchas zonas de España. Este suculento plato puede conseguirse en lugares especializados; también en pequeños establecimientos provisionales, en bares y terrazas. Es una de las formas más deliciosas de comer pescado fresco entero, en ruedas o en filete. Hoy te daremos varias sugerencias y truquillos para que realices nuestra receta de pescado frito casero y te deleites.

Generalmente, dependiendo del lugar y de la cultura el pescado frito se sazona simplemente con sal; para evitar opacar su sabor a mar fresco y delicioso. Luego, se reboza en algún tipo de harina y se fríe en abundante aceite. Se sirve de inmediato y acompañado casi siempre de papas fritas o un trozo de pan de tomate; quizás de ensalada verde y patacón. Y se degusta junto con una generosa copa de vino o una deliciosa cerveza. Sigue nuestro paso a paso y preparara pescado frito casero.

Receta de pescado frito casero

El pescado frito casero es una receta bastante sencilla, práctica y sirve de ocasión perfecta para disfrutar un domingo en familia o con esa persona especial para ti.

Pescado frito casero

Ingredientes

1 kilo de filete de pescado –merluza, robalo u otro al gusto-

140g de harina de trigo

Cerveza

Sal al gusto

Pimienta recién molida al gusto

1 cucharadita de mostaza

1 cucharadita de paprika

1 limón

Abundante aceite para freír.

Preparación

Lava y seca con papel de cocina los filetes, adóbalos con la sal, la pimienta y el zumo de limón recién exprimido.

En un bol mezcla cerveza, mostaza, paprika, sal y pimienta al gusto; remueve y de a poco agrega la harina de trigo previamente tamizada y continúa mezclado para integrar todo. Incluso, puedes utilizar otro tipo de harina como la de arroz, de garbanzo o maicena.

En un caldero o sartén honda calienta por 5 minutos abundante aceite a fuego medio-alto.

Seguidamente, escurre el exceso de adobo de los filetes y sumérgelos de a poco en la mezcla para el rebosado; haz este proceso con mucha delicadeza para que los filetes no se rompan. Permite que la mezcla del rebosado escurra un poco el exceso y de inmediato fríe en el aceite bien caliente.

El tiempo de cocción generalmente es de 3 minutos por cada lado; pero si te gusta el pescado más crujiente cocínalo unos 5 minutos por cada lado, dando varias vueltas.

La diferencia de este rebosado es que sustituyes el agua o la leche por la cerveza; con lo cual se consigue un sabor súper increíble y una textura mucho más crujiente.

Otras sugerencias para el pescado frito casero

El batido para rebosar el pescado frito casero en un tanto pesado; por eso te sugerimos escoger un pescado suave y casi sin espinas como la merluza, el blanquillo o la tilapia. De esa forma se equilibran los sabores y la preparación.

Una práctica excelente es rebozar el pescado marinado de forma directa en harina de maíz; el pescado adquiere una textura extra crujiente y mantiene su carne jugosa. Además, la harina de maíz resiste mejor las altas temperaturas y por eso el aceite no se quema rápidamente.

Entre los acompañantes del pescado frito puedes escoger una ración de tostones y ensalada mixta con aguacate; una buena porción de puré de patatas y ensalada verde o arroz.

Este plato de pescado frito casero puede ser un aperitivo, también puedes servirlo como un primer plato durante la comida; incluso como único plato en una cena. Y  disfruta que con los productos del mar la vida es más sabrosa.

Pescado frito casero