Aunque el origen del curry es hindú, la cultura japonesa adoptó su base, respetó su esencia y la adaptó a su gastronomía típica. El curry es una salsa con un sabor muy particular y exclusivo; la unión de especias dulces y saladas. Por un lado, las hierbas y condimentos salados le dan a este condimento un sabor intenso, que marca presencia. Y por otra parte, las especias dulces le dan frescura. Si se te antoja cambiar tu forma de aderezar la comida, prepara  un delicioso curry japonés.

Recrear en casa el curry o karé japonés no es tan complicado, eso sí tienes que tener a mano una buena carne magra, ciertas verduras y por supuesto ingredientes típicos de la gastronomía japonesa que le dan ese sabor único y asiático característico. Así que, no te quedes con las ganas de preparar y probar esta receta de un delicioso curry japonés; de seguro que al compartirlo con otros te lloverán los halagos a más no poder.

Prepara un delicioso curry japonés

Curry Japónes

Las setas shiitake, la soja, el jengibre y el curry japonés son algunos de los ingredientes estrellas que protagonizan esta suculenta receta; toma nota de nuestro paso a paso y sal de la rutina culinaria preparando un curry japonés.

Ingredientes

1 litro de agua

700cc de caldo de pollo

250g de arroz

400g de carne –res o pollo-

1 cebolla

2 zanahorias

100g de setas shiitake  –o champiñones-

1 taza de alubias de soja

2 cucharadas de curry japonés o kare –abajo te detallamos la receta

1 cucharadita de jengibre rallado

Sal al gusto

Pimienta recién molida

Aceite de girasol

Preparación

Corta la carne elegida en trozos medianos del tamaño de un bocado, sazónala con sal y pimienta. Seguidamente, en una olla a fuego alto agrega un poco de aceite y luego sella la carne hasta dorar, retira del fuego y reserva.

Prepara el arroz como según tu costumbre.

Corta la cebolla y las zanahorias en pedazos medianos; en una cacerola a fuego medio-alto añade aceite, dora los trozos de cebolla y zanahorias, incorpora también la soja entera y cocina entre 8 y 10 minutos hasta que esté todo cocido.

Incorpora las setas shiitake y cocina a fuego medio, removiendo con frecuencia para integrar los ingredientes y lograr que todo el líquido se evapore. Agrega el jengibre y remueve para que todos los ingredientes aporten su aroma y sabor.

Agrega a la cacerola los pedazos de carne doradas y el litro de agua, mezcla todo. Baja el fuego y remueve ocasionalmente hasta que la carne esté tierna; transcurrida 1 y ½ hora de cocción agrega el caldo de pollo y continúa cocinando por 10 minutos más.

Añade 2 cucharitas de curry japonés, remueve y tapa la olla para continuar la cocción 10 minutos más. Apaga la llama y mantén tapada la preparación 10 minutos más para que el calor acumulado siga cocinando la carne y los demás ingredientes.

Sirve una porción de arroz en un plato hondo y sobre este o a un lado añade una ración generosa de guiso de carne con curry japonés

Receta para preparar la salsa de curry japonés 

curry japonés

En una sartén calienta 50g de mantequilla, agrega 1 cebolla picada en brunoise, 1 tomate pelado y troceado y cocina a fuego lento para integrar todo. Incorpora la cucharada de  harina tamizada, un cucharon de caldo de verduras, la cucharadita de curry en polvo y mezcla vigorosamente durante 5 minutos para evitar grumos. Sazona  con sal y pimienta recién molida y cuando la salsa tenga una consistencia espesa pero no en exceso. Y listo, la salsa base del curry japonés estará lista. Disfrutalo.