El pollo es una excelente proteína y admite muchos acompañantes, desde las tradicionales papas fritas o el delicioso puré de papas; hasta una ligera ensalada verde. Y a quién no le encanta un crujiente, dorado y jugoso pollo a la broaster; grandes y chicos quedan fascinados y  a gusto con esta preparación. Por eso, hoy te facilitamos nuestra receta secreta y  nuestro paso a paso para que te luzcas; anímate y prepara el màs rico pollo a la broaster casero.

El secreto para preparar un delicioso pollo a la broaster casero es el adobo; las especias que elijas para sazonar las piezas de pollo marcaran la diferencia. En nuestra receta la sazón predominante es el sabor de los mejores restaurantes de pollo a la broaster que existen. Así que,  no pierdas detalles, sigue todas nuestras sugerencias y prepara el más rico pollo a la broaster casero que hayas podido degustar.

Prepara el más rico pollo a la broaster casero

El pollo a la broaster queda rico si lo sazonas simplemente con un toque de mostaza, orégano seco triturado, pimienta negra  y sal, este es uno de mis adobos favoritos. Ahora bien, si lo que buscas es replicar el sabor un pollo a la broaster al estilo de los mejores restaurantes de pollo frito; toma nota de nuestra receta.

pollo a la broaster

Ingredientes

9 piezas de pollo con piel

Sal al gusto

Pimienta recién molida al gusto

Un mezcla al gusto de finas hierbas (tomillo, estragón –preferiblemente francés-, laurel y orégano)

Suficiente harina de maíz para rebosar

Suficiente aceite para freír

Preparación

El primer tips que les dejo para obtener un delicioso pollo a la broaster es remojar las piezas de pollo en agua salada por 2 horas; así el pollo no quedará desabrido. Transcurrido el tiempo indicado, lava con agua las piezas de pollo y sécalas con toallas de papel. Seguidamente, toma nota de otro secreto de la abuela que a mí me hizo de la preparación del pollo a la broaster algo bastante sencillo; desprende un poco de su coyuntura los huesos que tengan las piezas de pollo.

De inmediato, adoba con sal, pimienta y la mezcla de finas hierbas cada una de las piezas de pollo; poniendo énfasis en las zonas donde haya más carne. Luego de adobarlas, cubre delicadamente con la piel del pollo cada una de las piezas  y pásalas por la harina de maíz. Sella totalmente con harina las piezas de pollo y sacude el exceso de harina para que al freír no se queme el aceite.

A continuación, en un caldero de tamaño adecuado para freír unas 3 piezas por tanda y que tenga tapa, agrega suficiente aceite y calienta a fuego alto por 5 minutos. Transcurrido el tiempo añade las 3 piezas de pollo, tapa el caldero y cocina por aproximadamente 15 minutos; dando vuelta a todas las piezas cada 3 minutos para que se cocinen y doren de forma uniforme.

pollo a la broaster

El pollo estará listo cuando tenga una textura crujiente, un color dorado intenso y al pinchar la pieza cerca de la zona donde está el hueso no se observe rastro de sangre. Retira del aceite el pollo, deja reposar un poco en papel de cocina y sirve con el acompañante de tu preferencia. Y que no falte una porción generosa de salsa kétchup, salsa tártara, mostaza o miel.

Otras sugerencias para preparar el más rico pollo a la broaster casero

Normalmente las recetas de pollo a la broaster usan harina de trigo y huevo para rebosar; nuestra receta utiliza simplemente harina de maíz  porque no se quema fácilmente. Además, el rebozado queda crujiente y el pollo jugoso y delicioso.

Si observas que el rebosado está dorándose muy rápidamente y el pollo no está listo,  reduce un poco la llama.