El dolor y la dureza en los senos son algo común para muchas mujeres y se considera  normal; con frecuencia estos síntomas se deben a variaciones en los niveles hormonales del cuerpo. Hoy venimos en tu ayuda  para que conozcas claramente por qué te duelen y están duros tus senos. Ahora bien, si estos síntomas te impiden realizar las actividades diarias o surge algún tipo secreción en tus senos y no estás embarazada o amamantando acude de inmediato a tu médico de confianza.

Es frecuente que  estados físicos como la menstruación, el embarazo y la menopausia ocasionen que muchas mujeres sientan dolor, dureza, inflamacióny sensibilidad en los senos. Este síndrome puede presentarse en uno o ambos senos; incluso extenderse hasta la zona interna y baja de las axilas. Y aunque la intensidad del dolor puede ser bastante fuerte; no te angusties, casi nunca es un indicativo exclusivo de algo tan grave como un cáncer de seno.

Por qué te duelen y están duros tus senos

Entre las causas que pueden ocasionar dolor y dureza en los senos se encuentran el aumento de peso; usar sujetadores muy pequeños y los anticonceptivos. También, los reemplazos hormonales indicados en los proceso menopaúsicos, la ingesta frecuente de productos lácteos que propician desajustes hormonales. Y con menor frecuencia la presencia de tumores; se requiere señalar que la mayoría de los tumores que causan dolor no tienen ninguna relación con el cáncer.

duros tus senos

Es frecuente que las adolescentes y las mujeres adultas sufran con cierta regularidad de dolores, hinchazón o sensibilidad en los senos; esto se origina porque mensualmente se producen cambios en los niveles de estrógenos y progesterona. Estas molestias se presentan días antes de la menstruación y perduran durante ella; las hormonas activas durante este proceso producen una estimulación de las glándulas mamarias y esto las hace crecer, retener agua y por eso duelen.

Entonces, es completamente normal que si eres una adolescente o una mujer adulta tus senos se pongan duros y sensibles. Ahora bien, si observas o palpas algún tipo de bulto u anomalía entre tus senos no dudes en hacer un chequeo especializado. Señales como irritación de la piel, piel escamada, pezón invertido hacia el interior o una llaga en esa zona; y secreción sanguinolenta repentina en uno o ambos pezones, son síntomas que ameritan con urgencia ser revisados.

Alivio para el dolor y si están duros tus senos

No hay ningún tratamiento específico para aliviar el dolor y la dureza en los senos; ya que estos síntomas son ocasionados por desajustes hormonales. Aun así, si el dolor o la inflamación son muy fuertes podrías tomar algún tipo de antiinflamatorio para aliviar las molestias. Sin embargo, esto no debe ser una práctica común, sino excepcional. Por otra parte, existen ciertos alivios caseros que son muy efectivos para quitar el dolor y la dureza de los senos; ahora te indicamos algunos.

Compresas de agua caliente

Puedes hervir agua y agregarle limón, café o vinagre o simplemente usar agua. Cuando el agua comience a hervir agrega el segundo ingrediente escogido, tapa y  deja reposar hasta que la preparación este tibia. Procede a llenar 2  bolsas térmicas o  fomentara con la preparación y colócala  sobre tus senos o la zona del seno que más te duela; deja actuar hasta que enfríe y listo,  adiós dolor.

Masajes

duros tus senos

Escoge un aceite esencial de lavanda, coco, almendra u otro con acción relajante  a gusto; para realizarte un masaje en tus senos. Comienza  colocando unas gotas del aceite esencial en tus manos y  frótalas;  luego procede a agarrar tus senos por la zona inferior y elévalos hacia arriba lo máximo que puedas.Mantén la posición por 20 segundos y luego déjalos caer lentamente. Repite unas 50 veces, procurando hacer el movimiento indicado cada vez más rápido.