Cuántas veces nos ha provocado degustar un rico pan casero de queso y orégano;  pero quizás hemos desechado la idea al pensar que hacerlo es complicado. Y que sólo los dignos panaderos pueden lograr un pan digno y exquisito. Por eso, nuestra misión es darte las herramientas y los secretos que te permitirán elaborar un pan de queso y orégano facilito. Anímate,  vuélvete una experta del pan casero y disfruta cada vez que se te antoje de un pan caliente, suave y delicioso.

Lo primero a tener en cuenta cuando hacemos pan casero es que vamos a invertir algunas horas en su elaboración. Así que, relájate, escoge una actitud 100% amorosa, disfruta la experiencia y concéntrate en el maravilloso resultado; un pan de calidad, sabroso, crujiente, dorado y lo mejor; hecho por ti misma. Toma nota de los ingredientes de esta receta, sigue nuestras sugerencias, el paso a paso y corónate de gloria haciendo este pan de queso y orégano facilito.

Pan de queso y orégano facilito

pan de queso

Con la cantidad de ingredientes de esta receta se obtienen 6 piezas, si requieres mayor cantidad redobla las porciones y listo.

Ingredientes

600g de harina de trigo

2 huevos

60ml de mantequilla suavizada

3 cucharadas de azúcar

1 cucharadita de sal

4 cucharadas de hojas secas de orégano

100g de queso parmesano

300ml de agua tibia

20g de levadura granulada

Preparación de la masa

En un bol de vidrio agrega el agua tibia, 1 cucharada de azúcar, 2 cucharadas de harina y la levadura; remueve hasta disolver la levadura e integrar todo muy bien, tapa y deja reposar 15 minutos.

En otro envase adecuado agrega la harina restante previamente tamizada; abre un hueco en el centro de la harina. Seguidamente, añade 1 huevo, la mantequilla, el resto del azúcar, 80% del orégano triturado con tus manos al momento de añadirlo; remueve suavemente con paleta de madera o plástico para integrar armoniosamente todos los ingredientes. Incorpora 60% del queso parmesano y continúa mezclando.

Ahora, agrega al bol y en el centro de la harina la levadura activada; comienza a integrarla con movimientos circulares desde el interior del hueco hacia afuera. Incluye la sal y continúa integrando todo.

Enharina la superficie de trabajo, coloca la masa allí y trabájala durante aproximadamente 10 minutos, sin adicionar nada de harina. Si lo crees necesario, enharina un poco tus manos para que la masa no se pegue. Coloca la masa en un envase hermético, cubre con un paño de cocina oscuro y déjala reposar entre 1 y 2 horas; para que doble su tamaño.

Transcurrido el tiempo de leudado, enharina nuevamente la superficie de trabajo, traspasar la masa hasta allí y estírala por 5 minutos; para eliminar los gases acumulados. A continuación, divide la masa en 6 porciones, a cada porción dale con tus manos forma redondita; sepáralos un poco entre sí y cúbrelos con un paño de cocina. Déjalos reposar 15 minutos.

Mientras, un envase une en el resto del queso parmesano con el resto del orégano bien triturado con tus manos.

Elaboración del pan de queso y orégano

pan de queso

Pasado el tiempo de reposo de los panes, toma cada porción y con el rodillo forma un rectángulo de aproximadamente 25 x 12cm; enrolla la masa sobre si misma apretándola un poco durante el proceso. Engrasa y enharina una placa para horno, coloca los panes sobre ella, hazle por encima 3 cortes superficiales, barnízalos con el huevo batido y finaliza rociando el queso con orégano. Cubre nuevamente, evitando tocar los panes con la cubierta  y deja reposar 1 hora.

Pasados 45 minutos del leudado, enciende el horno y calienta a 200°C por 15 minutos. Luego, coloca los panes en el horno, baja la temperatura a 180°C y cocina por 35 minutos. Y listo, a disfrutarlos.