Actualmente muchas personas sufren de enfermedades contagiosas o enfermedades crónicas por diversas razones. No obstante, algunas enfermedades suelen aparecer por estilos de vida perjudiciales y peligrosos. Algunos no se dan cuenta del cómo las adicciones y decisiones pueden afectar la salud hasta el punto de matarte lentamente.

En este artículo analizaremos tres adiciones que parecen inofensivas, pero que son un enemigo poderoso; y cómo algunas decisiones peligrosas pueden dar un giro radical e irreversible a tu vida.

Estilos de vida perjudiciales muy comunes

Algunos piensan que es imposible librarse por completo de los estilos de vida perjudiciales o de las sustancias adictivas; que cada persona debe decidir cómo controlar su vida sin importar las consecuencias. Pero expertos en la salud revelan que muchas de las personas que tienen ese punto de vista no conocen realmente lo peligroso que son las adicciones y el costo que genera.

Adicción al tabaco

A pesar de los conocidos efectos del tabaco; se ha comprobado que en el mundo se fuman diariamente unos veinticinco mil millones de cigarrillos. Son muchas las experiencias de personas adictas al tabaco. Por décadas fueron esclavas de dicha adicción y ahora están sufriendo un cáncer de pulmón; o necesitan estar conectados continuamente a una bombona de oxígeno.

Además, la adicción al tabaco no solo genera gastos masivos de dinero a nivel mundial; si no también afecta la vida permanentemente de algunos niños. Un estudio que se llevó a cabo en Estados Unidos reveló que un 50% de los hijos cuyas madres son fumadoras suelen nacer con labio leporino o paladar hendido; ocasionado así gastos médicos y sufrimiento emocional.

Adicción al alcohol

El abuso constante del alcohol produce diversos problemas de salud; entre las enfermedades más comunes está la cirrosis hepática, las enfermedades del corazón, la gastritis crónica, la pancreatitis y las úlceras.

Estilos de vida perjudiciales

El alcohol merma el control de los impulsos y reacciones; por eso la persona adicta se convierte en un ser violento y despiadado, dañando así su salud y su estabilidad emocional y familiar. Además el alcohol afecta a muchos niños antes de nacer. Algunos recién nacidos se les diagnóstica síndrome de alcoholismo fetal; con frecuencia padecen problemas físicos y mentales.

Otro de los estilos de vida perjudiciales: la adicción a las drogas

Las personas piensan que el consumo de drogas es algo normal y necesario; pero es trágico tener este estilo de vida. Una persona drogadicta ocasiona riñas familiares y callejeras. Además esto ocasiona poco o ningún control emocional y hasta la muerte por sobredosis.

Promiscuidad y violencia

A nivel mundial mujeres, hombres y adolescentes viven esclavos de la promiscuidad y la violencia. Cada año va en aumento las enfermedades por transmisión sexual como el SIDA, gonorrea; sífilis, herpes genital, papiloma humano y candidiasis. Los adolescentes son el grupo más expuesto a esto.

Tomemos por ejemplo el SIDA; se calcula que actualmente hay en el mundo más de 350.000 millones de personas afectadas. Esta terrible enfermedad les roba a muchas personas la oportunidad de vivir plenamente o gozar de una estabilidad emocional y familiar.

La violencia consume la felicidad del mundo poco a poco. Incluso en muchas de las salas de emergencias en los hospitales se puede encontrar a personas que fueron víctimas de apuñalamientos, golpes, graves heridas o disparos.

Es cierto que la violencia no es una enfermedad; pero su impacto en la salud personal y pública es tan mortífero como una pandemia. Muchas personas optan por tener estilos de vida perjudiciales y usan la violencia como arma principal; esto les trae mucho sufrimiento.

En este artículo, analizamos las terribles consecuencias de tener diferentes estilos de vida perjudiciales; como las adicciones al tabaco, al alcohol y a las drogas. También explicamos cómo la promiscuidad y la violencia afecta el día a día de muchas personas. Si eres una de esas personas que tiene alguna adicción; no te preocupes tú puedes darle un giro a tu vida

Estilos de vida perjudiciales