La ceguera cromática o daltonismo es un peculiar problema en la visión que distorsiona cómo vemos y percibimos los colores, incluso causa que los confundamos. Este problema varía desde ser algo leve hasta ser algo realmente serio. Descubre a continuación de qué se trata este tipo de ceguera y a qué se debe tal padecimiento.

¿Qué es la ceguera cromática o daltonismo?

La ceguera cromática también es llamada daltonismo; pues un químico famoso llamado John Dalton padecía este tipo de ceguera y percibía de manera defectuosa los colores. De hecho, el veía la sangre de color verde botella.

Normalmente la visión es aceptable cuando al combinar los rayos de luz con los colores primarios -rojo, verde y azul- en proporciones iguales resulta un color blanco. Y se pueden percibir sin dificultad los cambios de matices al combinar los rayos de luz en proporciones distintas.

Pero cuando todos los matices de colores se observan al combinar sólo dos de estos colores primarios, y el añadir el tercero no supone ningún cambio, se podría decir que la persona tiene la visión defectuosa o también llamado dicrómata; así como Dalton que no podía distinguir el color rojo.

También están los monocrómatas que no pueden distinguir ningún color; por ejemplo, no diferencian una película a color de una en blanco y negro. Pero generalmente, el padecimiento común son los tricrómatas anómalos; que pueden distinguir los matices de los tres colores primarios, pero no captan todas las proporciones e intensidades de dichos colores.

Este problema se presenta cuando un mecanismo en el ojo que distingue la longitud de onda no está funcionando bien. La retina de cada ojo contiene unos 130 millones de receptores de luz; y 7 millones de estos hacen posible la visión de colores, organizados en forma cónica.

la ceguera cromática

Una persona de visión normal tiene 3 clases de conos; unos que reciben la longitud de onda más larga (rojo), media (verde) y más corta (azul). El problema de daltonismo radica cuando un grupo de conos falta o falla a su correspondiente longitud de onda. Si el nervio óptico está dañado y presenta fallas, los conos enviarán un mensaje erróneo al cerebro.

Causas y precauciones del daltonismo

Las causas de este padecimiento varían. Puede que algunos medicamentos como las píldoras antipalúdicas puedan afectar la percepción de los colores. Así mismo, el alcohol y el tabaco son responsables de la pérdida permanente de la percepción del color verde o rojo.

También algunos anticonceptivos orales pueden afectar la visión de colores verdes, amarillos o azules. Además, el paso de los años es responsable de la pérdida gradual de colores que producen las ondas más cortas, es decir el color azul.

Pero muchas veces la ceguera cromática es un problema de nacimiento; y se herencia como un trastorno genético vinculado con el sexo. En este caso suele transmitirse por mujeres que aparecen en generaciones alternas de hombres. Cuando esto sucede muchas veces ese niño padecerá algún tipo de daltonismo.

Pero sea como sea, los padres deben estar pendientes del niño cuando está a corta edad y empieza a tener dificultad para identificar los colores de los calcetines o los juguetes. Ante esto se debe consultar al médico para hacerle un chequeo inmediato y adecuado.

Si es positivo el análisis procure tomar precauciones. Por ejemplo, hay que advertir al niño sobre situaciones que muchas veces le causarán confusión y que no se puede guiar por los colores ambiguos. También es importante que se le enseñe a identificar la intensidad de colores de cada señal de semáforo; y que trate de prestar más atención al brillo, posición y forma del objeto para identificarlo.

La ceguera cromática generalmente es inalterable e incurable; por lo cual se debe aprender a vivir con ella tomando en cuenta las recomendaciones dadas. Si te fue de utilidad esta información no dudes en compartirla y dejarnos tus comentarios al final del artículo.

la ceguera cromática