Arroz integral perfecto

El valor nutricional que posee el arroz integral es indiscutible y esto es así debido a que conserva completamente el germen junto con el salvado; este último le da su particular color marrón claro. Entre los nutrientes que el arroz integral aporta a nuestro cuerpo están las proteínas y ácidos grasos que posee el germen; mucha fibra que nos entrega el salvado, elementos como tiamina, riboflavina, hierro, magnesio, calcio y potasio. Y tú, sabes cómo se cocina un arroz integral perfecto y casero.

No para todos es fácil preparar un excelente arroz blanco, esa es una realidad de la que no hay que avergonzarse. Y es que a muchos nos parece una batalla lograr un arroz perfecto, con un grano sueltecito, casi al dente pero cocido. Entonces, te imaginas cocinar un arroz integral perfecto y casero; precisamente esa prueba la superaremos hoy con nuestro paso a paso y los secretos que te revelamos.

Cocina un arroz integral perfecto y casero

Entre las muchas virtudes que posee el arroz integral casero están su gran poder saciante y su bajo índice glucémico. El arroz integral puede ser de grano estirado o de grano corto y esférico; este último es el más popular.

Ahora, toma nota de los ajustes necesarios y cocina un perfecto arroz integral casero; te aseguramos que después de poner en práctica nuestras sugerencias brillarás cual experta en arroces.

Arroz integral perfecto

Ingredientes

200g de arroz integral de grano redondo y corto o el que desees

Abundante agua

Sal al gusto

Aceite de oliva virgen extra

Preparación de un arroz integral perfecto y casero

En una olla de tamaño adecuado agrega 1.200ml de agua, tápala y ponla hervir a fuego alto. Seguidamente, coloca el arroz en un colador y lávalo unas cuatro veces bajo el grifo; remueve restregando con tus manos y finalmente escurre toda el agua posible.

Cuando el agua hierva agregar sal a gusto y tapa para que vuelva a hervir. En un caldero a fuego alto agrega un chorrillo de aceite y cuando este bien caliente, incorpora el arroz de inmediato muy bien escurrido. Sofríe el arroz integral por 2 minutos; y si deseas agrega un poco de ajo majado, cebolleta, pimentón troceados finamente u otras especies y aliños al gusto.

Cuando el agua nuevamente rompa hervor agrega el arroz poco a poco; remueve el fondo para despegar algún grano y baja la llama a fuego medio. La cocción de un perfecto arroz integral casero debe ser con hervor constante y controlado; ahora deja cocinar por 20 minutos

Transcurrido el tiempo comprueba la textura y la sazón del arroz; el grano debería estar suave por fuera y crujiente por dentro, es decir al dente como al hacer pasta. Si aún le faltara un poco de cocción déjalo cocinarse por entre 3 y 5 minutos más; si está listo retira del fuego y escurre sobre un colador. Remueve con un tenedor para que el calor y la cocción residual sigan siendo uniforme.

Traslada el arroz a la olla seca y caliente y deja reposar por 10 minutos; así terminará la cocción y la humedad que aún quede se evaporará. Durante este tiempo está atenta para remover un poco más el arroz para que con el calor residual no se cocine de más.

Presentación del arroz

Antes de servir el perfecto arroz integral casero viértelo sobre una hermosa fuente con tapa y  lleva a la mesa.

Ahora sí, acompaña tu perfecto arroz integral casero con productos del mar, carnes blancas o rojas, legumbres o proteínas vegetales. Y buen provecho, disfruta lo bueno, sabroso y sano de la vida y siéntete feliz; pues ya sabes cocinar un perfecto arroz integral casero.

Arroz integral perfecto